Conoce los Riesgos del BPA (Bisfenol A)

In Blog, Health by Giselle Schreiner

En otros artículos les he mencionado ciertos compuestos tóxicos que pueden atacar nuestra salud si desconocemos de ello, hoy quiero destacarles uno llamado “BPA”   El Bisfenol A (BPA) es un compuesto químico muy utilizado en la fabricación de plásticos. Por lo tanto puede estar presente en platos, botellas, mamaderas, chupetes, juguetes, etc Asi que tengan mucho cuidado. Estudios médicos han demostrado que este producto químico afecta nuestras hormonas ocasionando daños a gran escala en nuestro organismo que puede persistir durante generaciones; vamos a echar un vistazo más  a fondo de cerca a los efectos tóxicos componente.

DAÑOS GENERADOS POR EL BPA

Entre  los efectos más inquietantes es su papel en la fertilidad. En uno de los estudios más recientes de los investigadores de la Universidad de Buea en Camerún descubrieron que la población con mayor riesgo son los fetos en el útero, una etapa crítica para el embrión. A través de su investigación pudieron determinar que el BPA puede producir defectos en el embrión que van desde la atrofia de los testículos y epidídimos, el aumento del tamaño de la próstata, el acortamiento de a AGD e impedimento del desarrollo adecuado de la tiroides. Por su parte, en la etapa de la adultez, el BPA afecta el aparato reproductor masculino, así como también el eje hipotalámico hipofisario testicular mediante la alteración de las hormonas teniendo como resultado un desequilibrio en la esperma del hombre. Además de una reducción del libido y dificultades en el proceso eyaculatorio eréctil ya que induce estrés oxidativo en el testículo y el epidídimo.

De igual manera, nosotras también nos vemos afectadas, en otro estudio, esta vez realizado por Jilin Medical College en China, se encontró que “la exposición a largo plazo de los mamíferos femeninos a BPA puede conducir a trastornos endocrinos, seguido de los cambios morfológicos y funcionales en los ovarios, el útero, la vagina, y los oviductos” y se ha relacionado con causar problemas de fertilidad. En otro estudio en la Universidad de California, San Francisco descubrieron que la exposición al BPA en mujeres interfiere con el ovocito que es la primera etapa del óvulo femenino antes de que sea puesto en libertad. En el caso de las implantaciones in vitro, la disminución de la salud del ovocito impide la implantación y la concepción adecuada.

Debido a que los fabricantes incluyen este producto en la mayoría de las latas de alimentos y bebidas es prácticamente imposible de evitar el contacto para la mayoría de las personas que consumen la típica dieta estadounidense, Lo más alarmante es que aún no he terminado de describirte todos sus efectos. En 2013, los científicos del Instituto de Investigación de Kaiser Foundation evaluaron los niveles de BPA en la orina 1.326 niños en edad escolar de Shanghai encontraron un vínculo entre la exposición al BPA y la obesidad. Descubrieron que las niñas que tenían un nivel alto de este compuesto en la orina eran dos veces más propensas a ser obesas que la media de los otros niños. Aunado a esto, en un artículo publicado en Acta Diabetológica, explica cómo los niveles más altos de BPA en el sistema urinario se encuentran asociados con la diabetes. Esto quiere decir que independientemente de la dieta y los niveles de condición física, este producto afecta el metabolismo de la glucosa a través de la resistencia a la insulina, disfunción de las células beta del páncreas, la adipogénesis, la inflamación y el estrés oxidativo.

¿DÓNDE SE ENCUENTRA EL BPA?

Muchas tiendas de contenedores o botellas dicen en sus productos “libres de BPA”,  sin embargo, sin embargo, este tiempo de productos no es la única fuente de este disruptor endocrino peligroso. De hecho, se utiliza fabricar:

  • CD’s
  • Selladores dentales
  • Dispositivos médicos
  • Vajilla de plástico
  • Tubería de PVC
  • Juguetes para niños
  • Biberones
  • Monedas
  • Recibos de caja emitidos en papel térmico
  • Envasado de alimentos

Gracias a una campaña realizada en el año 2012 contra los productos con BPA, la FDA finalmente prohibió la venta de biberones que contuviera este disruptor endocrino, debido a la gran preocupación expresada por los consumidores tras conocer los riesgos de este producto. A partir de ese momento, los fabricantes suplantaron el uso de bisfenol A por bisfenol S (BPS) y otros productos químicos, sin embargo estudios recientes están demostrando que este nuevo enfoque es tan malo como el original. De hecho, informes recientes afirman que más del 80% de los estadounidenses tienen niveles detectable de BPS en su orina.

¿CÓMO EVITAR LOS EFECTOS TÓXICOS DEL BPA?

La mejor alternativa para evitar comprar o usar este tipo de productos tan dañinos para nuestro organismo y suplantar los envases plásticos por vidrio y acero inoxidable para almacenar nuestros alimentos. Ambos materiales son completamente seguros, libre de químicos y fáciles de encontrar. La otra opción es a la hora de comprar, asegúrate de que tiene el sello BPA free.

xoxo Gi